Los implantes dentales y la regeneración ósea

 · 
Los implantes dentales y la regeneración ósea

Para que se lleve a cabo un tratamiento de colocación de implantes dentales, es requisito indispensable contar con suficiente calidad y cantidad de hueso que soporte la raíz del titanio.

Un hueso normal debe como mínimo contar con 10 mm de alto y 5 mm de espesor, si no cuenta con dichas medidas, se deberá acudir a una técnica que ayude a recuperar el hueso, bien sea por medio de injertos o regeneración ósea.

Contar con una buena salud bucal no solo basándose en tener una imagen dental perfecta o poder articular y comer, es un requisito indispensable que no debemos descuidar. La boca debe mantenerse siempre libre del mal aliento y en lo posible mantener los dientes blancos.

Sin embargo, recuperar la dentadura se puede lograr gracias a los implantes dentales, pero en algunas ocasiones el paciente carece de hueso, impidiendo llevar a cabo el tratamiento.

Esto ahora no supone ningún problema o preocupación, afortunadamente existen varios métodos que ayudan a regenerar el hueso. Uno de los mejores es mediante el llamado Plasma Rico en Factores de Crecimiento, PRGF, que mejora las condiciones del hueso y en especial la cantidad faltante.

También el hueso se puede regenerar mediante injertos óseos o levantamiento de seno, la finalidad, independientemente del procedimiento es favorecer el rápido crecimiento del hueso maxilar en calidad y cantidad.

La boca siempre se debe mantener sana, esto se consigue mediante el cuidado de las caries, la endodoncia en los dientes que requieran curación próxima al nervio, cuidar las encías para evitar problemas periodontales y realizar limpiezas dentales, por lo menos una vez al año.

Cuando se requiera una extracción dental, el lugar de la raíz del diente que se extrae se ve afectado por perdida de hueso o reabsorción ósea, la cual se puede agravar con el paso del tiempo y para evitarlo se precisa colocar una raíz de implante dental para que consiga mantener la cantidad de hueso alrededor.

¿Cuál sería la mejor técnica de regeneración ósea?

En la actualidad hay varios metidos que se pueden utilizar para la regeneración ósea, dependiendo de la cantidad y la forma de hueso a reponer, se deberá acudir a una u otra técnica.

Relleno Óseo: esta técnica ayuda a mantener la altura maxilar después de una extracción dental, el relleno puede ser autólogo, sintético, aloplástico, alogénico, xenogénico, etc.

Injertos Dentales: ayudan a facilitar la osteoconducción para mantener el volumen.

Hay varios tipos de injertos:

  • Autólogos o alogénicos: Provienen del hueso humano, procesados y esterilizados. No provocan rechazos.
  • Autólogos: El material del relleno del hueso es del mismo paciente. Trasplante de hueso.
  • Aloplásticos o Sintéticos: Simulan el mineral del hueso, no contienen ningún tipo de material biológico y son muy utilizados en la cirugía de colocación de implantes dentales.
  • Xenogénicos: Provienen de la extracción de minerales, procesados del hueso bovino o equino.

Regeneración ósea guiada: Se basa en la regeneración tisular guiada, injertos óseos, utilización de membrana e inclusión de plasma rico en factores de crecimiento. Este método repara los defectos óseos pequeños.

Plasma rico en factores de crecimiento: se obtiene mediante la extracción de la sangre del mismo paciente y se inyecta en las áreas que necesite ser reparadas y en donde se colocaran los implantes dentales.

Elevación de seno maxilar: Es un injerto en el seno maxilar mediante procedimiento quirúrgico que requiere anestesia local, aumenta el espesor del hueso del maxilar superior, depositando un injerto en el seno a modo de relleno para la formación del futuro hueso.

En clinicasesteticas podrás preguntar a los médicos todas tus dudas.

Comentarios (0)

Consulta al médico