Experiencia
8 may 2016
Desde siempre me había querido dar un cariñito para verme y sentirme mejor Antes no podía permitirme darme ninguna capricho porque tenia muchas responsabilidades con mis 4 hijos. Ahora que ellos ya están grandes y se mantienen solos, puedo permitirme muchas cosas y darme los caprichos que quiera. Tenia muchas ganas...