Mentoplastia: tipos de implantes

Por Clinicasesteticas.com.co
7 nov 2016
Mentoplastia: tipos de implantes

Los implantes de mentón son una excelente alternativa para mejorar el aspecto del rostro, pues son la solución ideal para quienes desean dar forma y relleno a su mandíbula ya sea por vanidad o por algún problema genético.

Definir el rostro consigue un gran atractivo de rasgo facial, por lo cual los implantes utilizados en la intervención quirúrgica están diseñados con materiales sólidos y son biocompatibles.

La mayoría de los rellenos dérmicos inyectables están elaborados a base de grasa, proteínas o azúcar y no son permanentes, mientras que los implantes han sido creados para mantenerse de forma permanente en el organismo y no ser reabsorbidos por el mismo.

Aquellas personas que tienen un mentón pequeño, débil o con un contorno facial desequilibrado, consiguen excelentes resultados con el procedimiento quirúrgico llamado mentoplastia que ocasiones utiliza los implantes.

Si se combina la cirugía de mentón con otro tipo de procedimientos, tales como la rinoplastia, por ejemplo, se logran estupendos resultados, ya que solamente la intervención de mentón mejora dicha zona.

Al mezclar la rinoplastia con la cirugía de mentón, se crea un rediseño del perfil facial, pues muchas veces, cambiar la nariz ayuda a optimizar los resultados, siendo estos mas notorios por el equilibrio y la estética que proporciona al rostro.

shutterstock-384953827.jpgCuando se combinan los implantes de mentón con los implantes de pómulos, se puede conseguir dar mas volumen a las mejillas, pues en muchos casos el paciente debe reconfigurar la mandíbula y la barbilla, sin embargo esta decisión debe ser tomada por el cirujano plástico, quien bajo un estudio previo valorará las mejores opciones para conseguir el mejoramiento del aspecto y la estética facial del paciente.

Los implantes de mentón son bastante seguros debido a que su fabricación esta pensada para que sean biocompatibles con el organismo y por ende no se descompongan, ni sean absorbidos.

Como bien se sabe, tener un cuerpo extraño dentro es un poco tedioso, pues siempre el organismo reacciona ante esto, manifestándose con cierta hinchazón o inflamación en la zona, pero las investigaciones demuestran que los implantes son una forma segura y eficaz, que ayudan a mejorar el aspecto físico y además están hechos de muchos tipos de materiales, tales como polietileno y silicona.

Los implantes de silicona son sólidos y son completamente diferentes a los implantes de senos. La intervención quirúrgica realiza una incisión en la zona inferior de la mandíbula o la boca, con el fin de formar un pequeño bolsillo en la zona frontal del mentón, bajo los músculos y de esta manera introducir el implante.

Antes del procedimiento se deberá hacer un estudio morfológico de la barbilla del paciente para determinar la forma, el tamaño y el lugar del implante.

Como toda intervención quirúrgica, conlleva cierto riesgo, pues cada paciente es diferente y reacciona de diferente manera, pero esto debe estar mas que previsto por el especialista, ya que el riesgo del procedimiento es bajo y la tasa hacia el rechazo del implante también es bastante baja.

Las consecuencias que se pueden presentar son los moretones, el desplazamiento del implante, la hinchazón de la zona, daños en la dentadura, infección, perdida de sensibilidad, sangrado anormal y mala cicatrización.

La cirugía de mentón ayuda a mejorar el aspecto del rostro, equilibrarlo o dar volumen a la barbilla, pues el objetivo siempre es mejorar los rasgos faciales desproporcionados, consiguiendo una apariencia juvenil.

El aumento de mentón es una opción para cualquier persona, de cualquier sexo, sin embargo se puede decir que es mas común en hombres ya que para ellos un mentón fuerte y triangular proporciona un aspecto muy atractivo.

Elegir el implante adecuado debe ser pensado a manera individual, teniendo en cuenta los rasgos faciales del paciente y su estructura ósea, pues los implantes sólidos por lo general son sintéticos y su material es de silicona sólida, no se rompen, ni generan fugas en el cuerpo, además vienen en varias formas y tamaños, aunque lo mejor es hacerlos a medida de cada paciente.

Formas de implantes sólidos:

El implante anatómico central mejora la proyección de la barbilla central hacia delante y consigue una quijada mas definida y un aspecto triangular en el rostro.

El implante anatómico extendible mejora la proyección del mentón y define la línea de la quijada para que se vea mas elegante y estilizada.

El implante de mandíbula cuadrada leve tiene una extensión en la línea de la mandíbula y consigue dar un aspecto mas cuadrado. Es el implante apropiado para los hombres que quieran conseguir un aspecto más fuerte y masculino.

Dicha intervención requiere anestesia local o general, dependiendo el caso o si se combina con otros procedimientos, sin embargo el tiempo de duración es aproximadamente de 30 a 45 minutos y los resultados son notorios desde el primer momento.

Después de la cirugía el paciente puede presentar un dolor leve, rigidez o hinchazón en la zona del mentón por el aumento del volumen, lo cual se disminuye después de dos semanas aproximadamente.

El cirujano dejará los puntos dentro de la boca y se deberá mantener una dieta blanda, además el higiene bucal debe ser estricto con enjuagues suaves y no irritantes, durante las tres primeras semanas.

La barbilla también se puede reconstruir o aumentar con rellenos inyectables, los cuales la mayoría están hechos a base de colágeno o ácido hialurónico, por lo que son rellenos temporales, no duran más de unos pocos meses ya que el cuerpo los absorbe y se deben seguir inyectando para conseguir resultados duraderos.

En clinicasesteticas podrás encontrar experiencias reales de personas que se han sometido a éste y a otro tipo de tratamientos estéticos.

Estás a un click de conseguir tu presupuesto
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

Publicidad

Consulta al médico