Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la celulitis?
  • ¿Cuáles son las causas de la celulitis?
  • Tipos y etapas de la celulitis
  • ¿Quién puede tener celulitis?
  • ¿La celulitis afecta al estilo de vida?
  • ¿Qué médico puede tratar la celulitis?
  • ¿Cómo será la visita con el especialista?
  • ¿Qué tratamientos para celulitis existen?
  • ¿La liposucción es una intervención para la celulitis?
  • Resultados de los tratamientos para celulitis
  • Dudas y preguntas frecuentes
  • Bibliografía

Introducción

La celulitis afecta principalmente a la población femenina, de hecho, el 95% de las mujeres después de la pubertad la sufren. Las causas que pueden determinar la aparición de la celulitis son muchas, al igual que los tratamientos que los profesionales de Medicina y Cirugía Estética han desarrollado a lo largo de los años para contrarrestar los efectos de la llamada "piel de naranja".

Que son las celulitis

La celulitis no es solo una imperfección

¿Qué es la celulitis?

La celulitis también se conoce como paniculopatía edemato-fibro-esclerótica (PEFS, por sus siglas en inglés) o liposclerosis y, al contrario de lo que podría pensarse, no es solo una simple imperfección, sino una patología real que se genera por una alteración del tejido subcutáneo.  

La celulitis se manifiesta con el típico efecto de piel de naranja principalmente en las nalgas y los muslos, pero también puede formarse en el estómago y los brazos.

La celulitis es una condición inflamatoria que se caracteriza por el incremento en el volumen de las células de grasa en los espacios intracelulares donde se acumulan el exceso de líquidos, causando una desaceleración en el sistema linfático y la microcirculación y consecuentemente, la formación de retención de líquidos y celulitis.

Causas de celulitis

Hay factores internos y externos que forman la celulitis

¿Cuáles son las causas de la celulitis?

Las causas que determinan la formación de celulitis son principalmente: la desaceleración de la microcirculación, el estancamiento de líquidos y la falta de oxígeno en los tejidos. Pero, ¿cuáles son exactamente los factores que determinan estas alteraciones de la sangre y el sistema linfático y, por lo tanto, las causas que causan la aparición de la celulitis?

A continuación detallamos los elementos externos o internos que pueden promover la aparición de celulitis:

  • El estilo de vida sedentario
  • El exceso de comida procesada
  • El exceso de sal o azúcar en los alimentos
  • El consumo de bebidas alcohólicas
  • Fumar
  • El estreñimiento
  • La predisposición genética
  • El sobrepeso
  • trastornos de la circulación venosa (como por ejemplo el linfedema)
  • Los desequilibrios hormonales
  • La retención de líquidos
  • Las enfermedades metabólicas (como la diabetes)

Los trabajos en los que tienes que estar sentado o de pie mucho rato, también fomentan la aparición de celulitis.

Etapas de las celulitis

La celulitis se divide en 4 tipos

Tipos y etapas de la celulitis

Existen 4 etapas diferentes de celulitis, clasificadas según el grado de gravedad:

  • Primera etapa o ectasia circulatoria: las fibras elásticas conectivas comienzan el proceso de disociación debido al drenaje insuficiente de líquidos, produciendo el efecto de piel de naranja.
  • Segunda etapa o etapa exudativa-infiltrante: la piel en esta etapa se vuelve más frágil y delgada, y si se toca el área donde se formó la celulitis se puede sentir un ligero dolor, e incluso la presencia de pequeños nódulos.
  • Tercera etapa o proliferación fibrosa: los nódulos pueden convertirse en macronódulos, el tejido conectivo se somete a un engrosamiento y causa un bloque en la eliminación de catabolitos del cuerpo.
  • Cuarta tapa o fibrosis cicatrizal: Se produce una evolución de las otras tres etapas y se endurecen y engrosan las estructuras fibrosas. Esto provoca una compresión de las terminaciones nerviosas y puede causar dolor.

Además de la división por etapas, la celulitis también se divide en 4 tipos:

  • Celulitis blanda o flácida: localizada especialmente en la parte interna de los muslos y los brazos, afecta principalmente a las personas que sufren frecuentes cambios de peso, que tienen mal tono de piel y personas de mediana edad.  
  • Celulitis edematosa: se forma principalmente en los glúteos y la pelvis y también se puede formar en los tobillos y en la parte inferior de las piernas. Se acompaña de una sensación de dolor al tacto. Este tipo de celulitis se asocia con problemas de circulación venosa y linfática de las piernas. En una etapa temprana presenta una sensación de pesadez e hinchazón de las extremidades inferiores, que si no se trata, con el paso del tiempo pueden provocar un agravamiento adicional de la aparición de celulitis.
  • Celulitis dura o compacta: esta es la forma más común de celulitis y se forma sobre todo en glúteos, muslos y rodillas. Se puede encontrar, en particular, en personas que disfrutan de una buena forma física y buena musculatura. Las estrías también se pueden formar en el área afectada por la celulitis y algunas veces pueden ser dolorosas al tacto.
  • Celulitis fibrosa: llamada el término técnico de pannicolopatia edemato fibro sclerotica, se caracteriza por el continuo estancamiento de líquidos que hace que la piel sea dura y dolorosa al tacto.

¿Quién puede tener celulitis?

Como hemos visto, el inicio de la celulitis se debe a alteraciones en el sistema circulatorio y linfático, que pueden depender de una predisposición personal o de malos hábitos diarios, o de variaciones hormonales y desequilibrios. De hecho, la celulitis puede desarrollarse en particular durante aquellas fases de la vida en las que el cuerpo está más sujeto a este tipo de desequilibrios hormonales, como la adolescencia, el embarazo y la menopausia.

La celulitis es un problema que afecta prácticamente a todas las mujeres: el 98%de las mujeres entre 16 y 54 años tiene, en cierta medida, celulitis.

El sobrepeso ciertamente puede facilitar la presencia de la celulitis, sin embargo esta figura muestra cómo la aparición de esta molesta imperfección no está conectado directamente con el peso y que las mujeres incluso delgadas y en forma pueden estar sujetos a la formación de la celulitis. La celulitis no solo afecta a las personas con sobrepeso, también es común en mujeres delgadas.

  • La celulitis en los hombres

La celulitis en los hombres es muy rara. Esto se debe a que la estructura de los tejidos de los hombres es muy diferente de la de las mujeres. De hecho, podría aparecer en el caso de que un hombre sufra fuertes problemas hormonales o una obesidad grave.

A veces también es posible que un paciente se refiera a un problema de grasa localizada con el término inadecuado de celulitis, aunque no sea lo mismo. Por este motivo, en caso de sospecha de celulitis, es recomendable contactar a un especialista que pueda establecer el diagnóstico correcto y, en consecuencia, también la terapia más indicada.

Vivir sano

Siempre se recomienda combinar la dieta y los tratamientos con ejercicio físico

¿La celulitis afecta al estilo de vida?

Seguir los hábitos alimenticios saludables y la actividad física con consistencia siempre puede tener repercusiones positivas en el bienestar y la tonicidad del cuerpo.

Realizar algunos cambios en tu vida diaria para ayudar a la microcirculación y contrarrestar la formación de celulitis:

  • Reducir la ingesta de azúcares, café, sal y grasas
  • Dejar de fumar
  • Eliminar el alcohol ya que propicia la retención de líquidos
  • Beber mucha agua
  • Comer muchas verduras que contienen mucha agua, potasio y antioxidantes
  • No llevar tacones muy altos porque complican la circulación de la sangre
  • No llevar ropa muy ajustada para que la circulación sea mejor
  • Sentarse de forma adecuada y no estar mucho rato en la misma posición

Finalmente, es importante recordar que para poder eliminar o eliminar la celulitis con éxito, siempre se recomienda combinar la dieta y los tratamientos con ejercicio físico.

Especialistas en tratar celulitis

Hay que comprobar la especialización y trayectoria del médico

¿Qué médico puede tratar la celulitis?

Los tratamientos de medicina estética para eliminar la celulitis pueden ser realizados por médicos y cirujanos que hayan obtenido un diploma en Medicina Estética.

Para orientarte en la elección del médico adecuado, sugerimos:

  • Verificar la inscripción en el registro de Médicos y Cirujanos
  • Comprobar el currículum de los estudios del médico
  • Verificar la inscripción en sociedades científicas 
  • Solicitar información sobre los resultados obtenidos por el médico en anteriores tratamientos
  • Solicitar al médico imágenes del antes y después de los tratamientos.
Primera cita

El médico identificará los factores de la aparición de la celulitis

¿Cómo será la visita con el especialista?

Durante la primera visita, el paciente debe informar al especialista sobre todos los detalles de su historial médico y estilo de vida, para que el médico pueda identificar los factores que afectan a la celulitis y qué tratamientos pueden ser más adecuados.

Además, en esta fase, el paciente tendrá que explicar con sinceridad las motivaciones que lo llevaron a contactar a un especialista y cuáles son sus expectativas con respecto a los resultados que desea lograr. De esta manera, el médico podrá explicar qué opciones están disponibles y cuáles son los resultados realistas que podrían obtenerse a través de uno o más tratamientos, pueden aclarar los factores de riesgo y las contraindicaciones y también indicar los costes totales del servicio.

Por último, es importante que durante la primera visita, el paciente le pregunte a su médico todas sus dudas e incertidumbres con respecto a los diferentes pasos del tratamiento, para que pueda tomar una decisión consciente.

Cavitacion

Tratamiento con cavitación

¿Qué tratamientos para celulitis existen?

Los tratamientos para celulitis de la medicina estética son normalmente no invasivos o mínimamente invasivos y pueden incluir una amplia variedad de métodos: desde terapias infiltrativas como la mesoterapia hasta el drenado de linfocitos o equipos de radiofrecuencia o ultrasonidos.

Veamos, primero que nada, las terapias infiltrativas contra la celulitis:

  • Mesoterapia: se basa en microinyecciones intradérmicas de sustancias lipolíticas y de drenaje linfático. Es un método muy eficaz para mejorar la celulitis y los trastornos circulatorios de piernas. Se recomiendan unas de 10 sesiones aunque este número puede variar según las características de cada paciente.
  • Carboxiterapia: también es una terapia anticelulítica infiltrativa, que se realiza mediante inyección subcutánea de dióxido de carbono mediante el uso de una aguja muy delgada que no deja signos visibles. La carboxiterapia actúa sobre el sistema linfático, mejora la circulación, ayuda a eliminar los líquidos intersticiales y acelera la liberación de oxígeno por las células rojas de la sangre, con el efecto de que los tejidos parecen más tónicos. También en este caso el tratamiento necesita alrededor de 10 sesiones.
  • Intralipoterapia: esta terapia consiste en la infiltración intra-adipocitaria de fosfatidilcolina y ácido desoxicólico. Este método permite no solo la eliminación de la celulitis, sino también los depósitos de grasa localizada. También en este caso, el médico utiliza agujas muy finas y el tratamiento, similar al anterior, se puede realizar en la clínica. Los resultados son visibles ya después de la primera sesión y el tratamiento completo generalmente requiere 5 o 6 sesiones.

También hay muchos otros tratamientos para combatir la celulitis. Algunos de estos son:

  • Drenaje linfático: es un masaje de drenaje manual indicado para el tratamiento de la celulitis, indicado sobre todo como complemento a las intervenciones de liposucción o lipoescultura. La función del masaje linfático es estimular el drenaje de líquidos y así reducir los efectos de retención y mejorar la circulación. La ventaja es que este tipo de masaje también ayuda al paciente a relajar los músculos y reducir la sensación de tensión. Este tratamiento implica un ciclo de diferentes sesiones, cuyo número puede variar de un paciente a otro, y a menudo se asocia con otros tratamientos anticelulíticos.
  • Electrolipólisis: útil en todas las diferentes etapas de la celulitis, pero en particular para la fibrosa. Para llevar a cabo este tratamiento, el médico debe colocar en la capa subcutánea agujas muy finas que están conectadas a un dispositivo que genera una corriente capaz de disolver el tejido adiposo y la celulitis a través de la creación de campos magnéticos.
  • Cavitación: es un tratamiento no quirúrgico que se realiza con una máquina equipada con un cabezal especial y utiliza ultrasonidos de baja frecuencia para eliminar la celulitis y la adiposidad depositada a nivel subcutáneo. La acción del ultrasonido permite descomponer gradualmente las células grasas, asegurándose de que la grasa contenida en ellas se desintegre y luego pase por la circulación linfática y sea expulsada del cuerpo a través de los riñones y el hígado. También en este caso, el tratamiento deberá dividirse en una serie de sesiones que se establecerán de acuerdo con las características del paciente.
  • Radiofrecuencia: la aplicación de este tratamiento implica el uso de una maquinaria con un cabezal que suministra calor para estimular la producción de colágeno en el área afectada. El tratamiento es indoloro y permite mejorar la celulitis gracias a la acción del calor sobre la microcirculación y oxigenación de los tejidos. El tratamiento incluye un número mínimo de 6-8 sesiones que duran entre 20 y 30 minutos.
  • Ondas de choque: emiten una vibración que consigue traspasar todas las capas de la piel para llegar a la celulitis. Se suelen utilizar hasta tres ondas diferentes para conseguir mejores resultados. Las ondas de choque más intensas son las planares ya que llegan a las capas más profundas de la piel y van deshaciendo la grasa. Las ondas de intensidad media son las radiales y tienen como finalidad alisar la musculatura. Por último, las vibraciones de alta frecuencia provocan la contracción del músculo y mejoran el aspecto de la piel. Normalmente se empieza el tratamiento con las ondas más suaves y se va aumentando progresivamente la intensidad. Combinando estas 3 ondas se rompen parcialmente los nódulos de grasa que provocan la celulitis ya que se activa la circulación y se favorece el drenaje. La piel estará más firme y elástica ya que se contribuye a la creación de colágeno.

¿La liposucción es una intervención para la celulitis?

La liposucción, a diferencia de lo que podría pensar, no es una intervención diseñada explícitamente para eliminar la celulitis. Por el contrario, intervenir en la celulitis con una liposucción podría incluso empeorar, De hecho, la liposucción no es necesaria para la celulitis, pero su propósito es dar forma al cuerpo eliminando el exceso de grasa.

Resultados de los tratamientos para celulitis

Los resultados obtenidos con los tratamientos para celulitis suelen ser buenos. Sin embargo, para obtener un resultado satisfactorio y duradero, es esencial establecer el diagnóstico correcto. De hecho, la celulitis no es una simple imperfección de la piel, sino que es causada por cambios en la microcirculación. Entonces, si no se trata con el enfoque apropiado, será posible obtener resultados positivos, pero no realmente concluyentes, de las causas fundamentales que produjeron la celulitis, y por lo tanto, solo serán temporales.

Además, es importante recordar que incluso si un ciclo de tratamientos para celulitis se ha realizado con éxito, esto no significa que la piel de naranja no pueda reaparecer incluso en los mismos lugares.

Dudas y preguntas frecuentes

  • ¿Las cremas pueden ayudar a combatir la celulitis? No, la celulitis se trata con terapias realizadas por médicos expertos: mesoterapia, drenaje con equipos de vanguardia, radiofrecuencia y terapias en sinergia con fórmulas específicas para aplicar antes y después del tratamiento.
  • ¿Existe un remedio definitivo para eliminar la celulitis?La celulitis, desafortunadamente, es un problema constitucional que a menudo tiene una tendencia a recurrir. Es necesario seguir una conducta alimentaria correcta, hacer deporte y ayudar periódicamente con algunas sesiones, por ejemplo, de terapia de oxígeno-ozono.
  • ¿Cómo podemos prevenir o curar la celulitis durante el embarazo? Los productos anticelulíticos no se recomiendan durante el embarazo y la lactancia. Pero, en cambio, puede realizar el drenaje linfático manual y al mismo tiempo seguir una dieta indicada por tu médico.
  • ¿Por qué la celulitis afecta más a las mujeres que a los hombres? Aunque la celulitis es típica del mundo femenino, existen formas de celulitis localizadas en los muslos, abdomen, brazos o en el área cervical que también pueden afectar a los hombres con trastornos hormonales o sobrepeso.
  • Es posible prevenir la celulitis? Sí, con una nutrición adecuada, evitando los alimentos ricos en calorías y en sal, practicando la actividad física con constancia, evitando el uso de ropa demasiado apretada o zapatos con tacones muy altos, evitando el humo y el estrés.

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estéticoo especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."