Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es el drenaje linfático?
  • ¿Cuáles son los objetivos de un drenaje linfático?
  • ¿Quién puede realizarse un drenaje linfático?
  • Drenaje linfático postcirugía
  • ¿Cómo encontrar un especialista en drenaje linfático?
  • ¿Cómo se realiza una sesión de drenaje linfático?
  • Después de una sesión de drenaje linfático
  • Efectos secundarios y riesgos
  • Preguntas frecuentes
  • Testimonios
  • Bibliografía

Introducción

El sistema linfático limpia nuestro organismo a través de una red de pequeños vasos que recorren nuestro cuerpo. En algunas ocasiones, la circulación de la linfa puede fallar ya que está sobrecargada de sustancias tóxicas y se hace notable a través de varios síntomas como hinchazón de las extremidades, celulitis, piernas pesadas o estrías. Para estos casos, el drenaje linfático puede ser una solución.

Tras algunas operaciones como por ejemplo, una liposucción, se suele recomendar el drenaje linfático manual (DLM) ya que de esta forma se activa la circulación linfática, evitar los edemas y fibrosis.

¿Qué es el drenaje linfático?

El drenaje linfático o linfodrenaje es un masaje diseñado para estimular la circulación de la linfa que tiene dos funciones, depurar las toxinas del organismo y proteger el sistema inmunitario. Existen diferentes técnicas:

  • Drenaje linfático manual según el método Vodder: según el sitio web de Health Passport, esta técnica consiste en realizar movimientos circulares ejerciendo una presión variable con las manos.
  • Drenaje linfático mecánico: también conocido como presoterapia, este método consiste en colocar en las piernas unas botas con compartimentos inflables, conectadas a un compresor. El compresor inflará cada compartimiento individualmente ejerciendo una presión controlada en las piernas de abajo hacia arriba.
  • Drenaje linfático manual, como resultado directo del trabajo de Vodder, esta técnica combina el método de Vodder y la presoterapia.

¿Cuáles son los objetivos de un drenaje linfático?

El drenaje linfático es fundamental para tratar los edemas o linfoedemas que afectan a los brazos y piernas causando una hinchazón permanente. Por lo tanto, se reduce el riesgo de insuficiencia venosa y el desarrollo de enfermedades asociadas.

Además, el drenaje linfático tiene otros beneficios para el cuerpo:

  • Fortalece las defensas inmunitarias y, por lo tanto, ayudar al cuerpo a combatir mejor las enfermedades
  • Alivia la sensación de piernas pesadas
  • Ayuda a combatir el estrés a través del efecto relajante del masaje
  • Lucha contra la celulitis y contra cualquier degradación de la piel por fatiga o envejecimiento.

¿Quién puede realizarse un drenaje linfático?

El drenaje linfático se puede realizar en dos situaciones: por prescripción médica de tu médico o por motivos estéticos.

En el ámbito médico, se prescribirá en casos particulares de linfedema, edemas relacionados con patología neurológica, inflamaciones reumáticas, eccema, acné o sinusitis. Las sesiones también se pueden prescribir después de la liposucción.

En el caso de un objetivo estético, las sesiones de drenaje linfático participarán en el rejuvenecimiento de la piel y / o lucharán contra la celulitis, el estrés y la fatiga.

Las embarazadas también pueden realizarse drenajes linfáticos manuales ya que reduce la hinchazón sobretodo en los últimos meses. También ayuda con la retención de líquidos de la gestación causada por el aumento del tamaño del útero que dificulta la circulación sanguínea. En el postparto también suele recomendarse el drenaje linfático ya que aún puede quedar retención de líquidos.

Sin embargo, a menos que esté prescrito o autorizado por su médico, no se recomienda el drenaje linfático en caso de: esclerosis del seno carotídeo, infección aguda, tumor maligno, tuberculosis, hipertiroidismo, trastornos cardíacos, trombosis o asma grave.

Por lo tanto, incluso si deseas realizarte un drenaje linfático por razones estéticas pero padeces una patología, te recomendamos que consultes a tu médico de antemano para asegurarte de que esto sea posible.

Drenaje linfático postcirugía

Como hemos comentado anteriormente, el drenaje linfático manual (DLM) también puede realizarse después de una cirugía como por ejemplo, tras una liposucción. Según la SEME, ayuda a drenar los edemas y a regenerar y reparar la piel y los tejidos afectados.

Normalmente, se realizan pasadas dos semanas de la intervención y se empezará con una intensidad mínima que se irá aumentando cuando pasen los días. Es importante resaltar, que será el profesional médico quién recomendará o no este procedimiento.

En estos casos, los beneficios del drenaje linfático manual son:

  • Aliviar las molestias que pueden haber durante el postoperatorio
  • Acelerar la recuperació
  • Conseguir que los resultados obtenidos sean todavía más evidentes
  • Ayudar a que los resultados se mantengan en el tiempo

El profesional que realice el masaje postquirúrgico debe estar especializado en este tipo de tratamientos ya que de no ser así, podría causar serios daños en el cuerpo del paciente.

¿Cómo encontrar un especialista en drenaje linfático?

Aquí nuevamente, será necesario distinguir el uso médico del objetivo estético. En el caso del uso médico, es esencial acudir a un fisioterapeuta certificado. Antes de cualquier consulta, tienes la oportunidad de verificar sus habilidades contactando a alguna asociación del sector.

En el caso de sesiones de drenaje linfático por estética, puedes recurrir a diferentes profesionales: masajista profesional, fisioterapeuta o esteticista. Si eliges ir a un centro de belleza, te recomendamos que te asegures de sus habilidades y su seriedad preguntando por su formación y el equipo utilizado.

También te recomendamos que tengas cuidado con las ofertas demasiado económicas y atractivas. De hecho, a menudo son sinónimo de mal cuidado y equipamiento.

¿Cómo se realiza una sesión de drenaje linfático?

El curso de una sesión de drenaje linfático dependerá de la técnica utilizada:

  • Para el drenaje linfático manual, la persona está acostada sobre la camilla de masaje, desnuda y cubierta con una sábana. Solo se descubre el área a tratar para que el profesional pueda practicar el masaje. La sesión dura una hora aproximadamente.
  • Para el drenaje linfático mediante presoterapia, la persona también está acostada. Después de configurar el dispositivo, el médico proporcionará botas de un solo uso. El médico puede aumentar la potencia del masaje durante la sesión. En este caso, la sesión dura unos 35 minutos.

Después de una sesión de drenaje linfático


Como hemos mencionado, el drenaje linfático tiene múltiples beneficios. La piel se drena y se oxigena progresivamente mejor y, como resultado, hay una disminución de las inflamaciones localizadas, una mejor elasticidad de la piel y una atenuación del efecto de la "piel de naranja". 

Algunos pacientes incluso han notado una mejora considerable en la calidad de su sueño, gracias al efecto relajante del masaje.

Efectos secundarios y riesgos

Como técnica no invasiva, el drenaje linfático no causa efectos secundarios. Del mismo modo, no existen riesgo siempre que se respeten las contraindicaciones y/o los consejos del médico.

En el caso del drenaje por motivos estéticos, el mayor "riesgo" sigue siendo una imperfección del resultado. De hecho, este método es menos radical que algunas operaciones de cirugía estética, como el lifting o la liposucción. Por lo tanto, algunos pacientes pueden sentirse decepcionados por los resultados obtenidos.

Preguntas frecuentes

  • ¿Por qué deben realizarse sesiones de drenaje después de la liposucción? Después de la liposucción, una o más sesiones de drenaje linfático pueden ser útiles. En particular, permitirán eliminar el exceso de agua presente, especialmente en las piernas. Además, el drenaje linfático ayuda con la curación.
  • ¿Es obligatorio realizar sesiones de drenaje linfático después de la liposucción? Si bien no es obligatorio, el drenaje linfático sigue siendo altamente recomendado después de la liposucción. Sin embargo, solo tu cirujano estético te aconsejará sobre la utilidad de una o más sesiones de drenaje linfático.
  • ¿El drenaje linfático es efectivo contra la celulitis? Depende del tipo de celulitis (fibrosa, edematosa o adiposa). Diferentes tratamientos pueden ser efectivos contra la celulitis: cavitación, radiofrecuencia, carboxiterapia, mesoterapia o drenaje linfático. Lo mejor es combinar varios tratamientos, combinados con una dieta balanceada, alta en fibra y baja en sal, azúcar y grasa.
  • ¿Cuánto dura una sesión de drenaje linfático? Una sesión de drenaje linfático puede durar de 35 minutos a 1:30, según la técnica utilizada. Varias sesiones pueden ser necesarias para obtener un resultado satisfactorio.

Testimonios

 "Mi temor mas grande era que me doliera mucho y por otra parte que no me funcionara" Ver experiencia.

SandraOrtiz2 - Ibagué (Comuna 1: Centro.31), Ibagué

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estéticoo especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."