tengo ocho meses ya muy feliz de haberme hecho el tratamiento de injerto capilar, tenia entradas ya progresando y una calvicie inminente en la corona que me acomplejaba a punto de afectar mi vida de pareja, afortunadamente indague muy bien en cuanto a experiencia del medico y su trato humano, el doctor juan sanabria me explicó minuciosamente el tratamiento y sus implicaciones claramente, no tengo duda que fue la mejor decision que pude haber tomado porque este es un tratamiento de por vida que realmente soluciona el problema de calvicie.

Mi hijo tuvo un accidente y como consecuencia le quedó alopecia, como padres elegimos este tratamiento para recuperar su cabello, y con esto mejorar la calidad de vida de nuestro hijo. Habíamos intentado con otros tratamientos mucho más invasivos, incapacitantes y dolorosos, pero afortunadamente encontramos a los doctores Juan Felipe Acosta y Leydi Mora, excelentes profesionales, y con una enorme calidad humana, estamos eternamente agradecidos; el proceso sigue, pero avanzado a pasos gigantes.

Apenas 1 semana después de la cirugía estoy recuperando satisfactoriamente. He recibido un trato espectacular y profesional. Recomendable 100% y como extranjero hice mi análisis previo en comparación con otras clínicas y países. Voy a seguir en contacto con la clínica para informarles sobre el desarrollo de mi implante capilar como testimonio para otros potenciales clientes pacientes.

Tenia unas entradas muy grandes y cada vez estaban mas grades. Yo me sentía muy mal, un poco con la autoestima baja y ya hasta me estaba afectando a mi vida social porque me daba cosa que la gente se burlara o me dijera algo. Cada día mirarme al espejo era un martirio. Decidí hacerme un tratamiento llamado FUE, y como era solo entrada fue una sola intervención, me implantaron como 1500 pelos, las entradas se taparon por completo, ahora me tengo que cuidar mucho, pero ya mi cabeza esta nuevamente poblada. La intervención no duele ni nada pero es mas el cuidado despues para que luego no se vuelva a perder ese pelo.

Afortunadamente solo se me estaba cayendo el pelo saliéndome las famosas "entradas", y yo de¡cidi parar con eso de una vez por toda porque no me quiero quedar calvo, soy muy joven, tengo apenas 34 años y no es posible que me quede calvo a esta edad. Cuando vi que me estaba quedando sin pelo y que cada vez las entradas eran mas marcadas, decidí irme a un dermatólogo de una, quien me recomendó la cirugía de implantes de pelo. Me hicieron uno micro injertos en las entradas con FUE, la intervención no dolió nada y pues lo que hicieron fue sacar de mi coronilla que es la parte donde mas pelo yo tengo, afortunadamente es bastante e implantarlo en las entradas. Esta es la mejor manera cuando las zonas a cubrir son pocas. Que contento y obviamente pilas por si se me llega a caer mas pelo para ponerle el freno cuando antes.