Tratamientos para mejorar las pantorrillas

Tratamientos para mejorar las pantorrillas
Por Clinicasesteticas.com.co
7 jun 2018

Las piernas son una de las zonas más importantes del cuerpo tanto para mujeres como para hombres. Unas piernas bonitas, para las mujeres, consiguen que sea mucho más fácil lucir una falda o un pantalón corto. Para los hombres, supone lucir un cuerpo masculino y esbelto.

Algunas veces por mucho que se trabaje esta zona a nivel físico, no se obtienen los resultados buscados. Afortunadamente hoy en día existen muchos tratamientos quirúrgicos o no, que pueden favorecer a alcanzar unas piernas más torneadas, musculosas y bonitas, haciendo énfasis en las zonas en la que sobra o falta volumen.

¿Cuál es la importancia de las pantorrillas?

Las pantorrillas van desde la zona posterior de la rodilla hasta el tobillo y tienen una gran importancia en el aspecto general de las piernas. La forma de estas les da a las piernas un aspecto torneado y firme. Si las pantorrillas son demasiado grandes o demasiados pequeñas, en relación a las proporciones con el resto de cuerpo, el efecto de piernas perfectas, no será visible.

¿Cuáles son los procedimientos sin cirugía para las pantorrillas?

Los tratamientos más utilizados para aumentar o reducir el volumen de la zona de las pantorrillas sin pasar por una cirugía son tres: la lipólisis láser, el relleno con material exógeno y el lipofilling. A continuación, se presenta un panorama general de las tres técnicas:

  • Lipólisis Láser. Se utiliza en los casos donde la zona de la pantorrilla o el tobillo presenta una acumulación de grasa excesiva. Mediante una pequeña incisión y la aplicación de láser a nivel intracutáneo, se consigue quemar la grasa y luego el cuerpo la elimina de forma natural.
  • Relleno con material exógeno. En este procedimiento el volumen de la pantorrilla se redefine con un gel llamado Macrolane, que tiene rellena la zona consiguiendo efectos inmediatos y duraderos, pero que no son permanentes.
  • Lipofilling. En este caso se utiliza un autoinjerto de tejido adiposo del paciente. Tras extraer la grasa, se licua y se procede a inyectar en la zona de la pantorrilla para aumentar el volumen. Es un tratamiento para aumentar el grosor de las pantorrillas de manera permanente ya que se utiliza grasa autóloga.

¿Cuáles son las complicaciones que se pueden presentar?

La recuperación de estos tratamientos es muy rápida ya que son de carácter ambulatorio y muy sencillos de realizar. A pesar de que puedan generar inflamación o hematomas en las zonas tratadas, al cabo de una semana la recuperación debería de ser total.

¿Cuáles son los procedimientos quirúrgicos para las pantorrillas?

Las intervenciones quirúrgicas para mejorar las pantorrillas son dos: la lipoescultura y las prótesis de silicona.

  • Lipoescultura. Esta intervención se realiza si en la zona de la pantorrilla hay demasiada grasa y esta se muestra muy redondeada. Lo que se práctica entonces es una lipoescultura o liposucción en la zona de la rodilla o en la del tobillo para reducir el volumen y así obtener que la forma de la pantorrilla sea más notable.
  • Prótesis de silicona. Se realiza en los casos en que las pantorrillas no se pueden desarrollar con ejercicios. Esto se debe a que el tejido muscular es insuficiente y por más que se realice ejercicios nunca podrá alcanzar los resultados deseados. El paciente podrá decidirse por una intervención quirúrgica y ponerse una prótesis de silicona que aumente el volumen de la zona.

¿Cómo es el postoperatorio de los procedimientos quirúrgicos?

shutterstock-176432342.jpg

Los dos procedimientos antes mencionados, implican una cirugía y el uso de anestesia general o local, según el tipo de caso. El proceso de recuperación será más largo y difícil.

En las primeras 24 o 48 horas luego de la cirugía, el reposo deberá ser absoluto. Además, el paciente tendrá que tomar la medicación indicada por el médico tratante. Durante este tiempo tendrá que restringirse en los esfuerzos.

Es normal que, en los casos de liposucción, se presente inflamación y hematomas. En los días siguientes a la cirugía también puede aparecer un dolor muscular muy intenso, que hará imposible que el paciente pueda volver inmediatamente a sus actividades normales.

Es importante tener en cuenta que la piel del área de las rodillas y de los tobillos es mucho más fina que otras del cuerpo, por eso cuando se intervienen estas zonas, se debe tener mucha precaución, sobre todo los primeros días después de la intervención y hasta que la herida se haya curado del todo.

¿Cómo se puede obtener masa muscular mediante ejercicio y dieta?

Todas las personas puede ganar masa muscular en diferentes zonas del cuerpo mediante un tratamiento adecuado. Es por ello que algunos de los especialistas aconsejan antes de pasar por el quirófano, tratar de ganar volumen en las pantorrillas mediante ejercicios.

Subir y bajar escaleras es uno de los ejercicios más efectivos para trabajar los glúteos y las piernas. También se puede realizar bicicleta, o salir a correr para fortalecer la zona, si es que el paciente no tiene tiempo de que un entrenador deportivo elabore un cronograma específico para trabajar esa zona del cuerpo en un gimnasio.

Es necesario también modificar los hábitos alimenticios, eliminando las grasas y aumentando la ingesta de proteínas en combinación con la toma moderada de hidratos de carbono. Se debe llevar una dieta equilibrada, tratando de no abusar de las proteínas que podrían causar problemas hepáticos o renales.

¿Qué cuidados se deben tener después de la intervención?

Si el paciente opta por una cirugía, ya que el ejercicio y alimentarse adecuadamente no da los resultados esperados, deberá tener en cuenta que, una vez terminado el proceso de recuperación, tendrá que seguir una rutina deportiva. Los efectos de un músculo ejercitado ayudan al implante de silicona, o al relleno que se le añade al músculo, a que este tenga un aspecto tonificado y bien formado.

Es importante escoger las correctas zapatillas a utilizar cuando se práctica deporte. Es necesaria una buena elección de este tipo de calzado para que las pantorrillas no tengan no se sobrecarguen al ejercitarse.

shutterstock-277702256.jpg

Tener piernas fuertes y saludables es clave para favorecer la salud en varios aspectos. Las piernas fuertes ayudan a tener una mejor postura, aliviando las molestias en la espalda y el cuello que se ocasionan por causa de una mala posición.

Los médicos aconsejan, en el caso de las mujeres que quieran tener piernas bonitas y fuertes, no hacer uso diario de tacones y solo usarlos en ocasiones especiales. Los tipos de calzado plano y de calidad, son más provechoso para el cuerpo ya que ayudaran también a mejorar la postura.

↪️ ¿Quieres mejorar la apariencia de tus piernas? ¿Estás pensando en un tratamiento para tus pantorrillas? Entra en nuestro foro y comparte todas tus dudas

Estás a un click de conseguir tu presupuesto
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Clinicasesteticas.com.co en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Clinicasesteticas.com.co no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Encuentra a tu doctor